jueves, 24 de diciembre de 2009

Gloria in excelsis Deo!

La Natividad de Nuestro Señor Jesucristo.




La Asociación Una Voce México en la Laguna les desea una muy Feliz y Santa Navidad.

Que Cristo Luz del Mundo les colme de Gracias y Bendiciones.

"Et incarnatus est de Spiritu Sancto ex Maria Virgine, et homo factus est"

Gloria in excelsis Deo,
et in terra pax hominibus bonae voluntatis.
Laudamus te,
Benedicimus te,
Adoramus te,
Glorificamus te,
Gratias agimus tibi propter magnam gloriam tuam,
Domine Deus, Rex caelestis, Deus Pater omnipotens.
Domine fili unigenite, Jesu Christe,
Domine Deus, Agnus Dei, Filius patris,
Qui tollis peccata mundi, miserere nobis.
Qui tollis peccata mundi, suscipe deprecationem nostram.
Qui sedes ad dexteram Patris, miserere nobis.
Quoniam tu solus sanctus,
Tu solus Dominus,
Tu solus Altissimus, Jesu Christe,
Cum Sancto Spiritu in gloria Dei Patris. Amen.


"

lunes, 7 de diciembre de 2009

PEREGRINACIÓN 2009

Peregrinación al Templo de Nuestra Señora de Guadalupe en Torreón Coahuila.



Pax et Bonum

El día 8 de Diciembre de 2009 la Asociación Una Voce México en Torreón invita a su peregrinación anual con motivo de las fiestas de la Siempre Virgen María de Guadalupe.

¡Rescatemos las autenticas peregrinaciones como católicos fieles a la Tradición!

La peregrinación partirá de la Alameda Zaragoza a las 7:00 p.m. por toda la Avenida Juárez, para concluir en la Parroquia de N.S. de Guadalupe.

Pondremos nuestro apostolado, nuestra fe y nuestras intenciones a los pies de la Virgen Morena.

Escuchen estas nuestras palabras todos nuestros queridísimos hijos de la católica Iglesia, y continúen, con fervor cada vez más encendido de piedad, religión y amor, venerando, invocando, orando a la santísima Madre de Dios, la Virgen María, concebida sin mancha de pecado original, y acudan con toda confianza a esta dulcísima Madre de misericordia y gracia en todos los peligros, angustias, necesidades, y en todas las situaciones oscuras y tremendas de la vida. Pues nada se ha de temer, de nada hay que desesperar, si ella nos guía, patrocina, favorece, protege, pues tiene para con nosotros un corazón maternal, y ocupada en los negocios de nuestra salvación, se preocupa de todo el linaje humano, constituida por el Señor Reina del cielo y de la tierra y colocada por encima de todos los coros de los ángeles y coros de los santos, situada a la derecha de su unigénito Hijo nuestro Señor Jesucristo, alcanza con sus valiosísimos ruegos maternales y encuentra lo que busca, y no puede, quedar decepcionada. Beato Papa Pío IX "Bula Ineffabilis Deus"

martes, 24 de noviembre de 2009

El Latín

El Latín
La lengua litúrgica de la Iglesia.

.
¿Cuáles son los beneficios de la Lengua latina en la Misión de la Iglesia?

La lengua latina es por su naturaleza perfectamente adecuada para promover cualquier forma de cultura en cualquier pueblo y transmitir sin equivoco la inmutable Doctrina cristiana: no suscita celos, se muestra imparcial con todos, no es privilegio de nadie y es bien aceptada por todos. Y no cabe olvidar que la lengua latina tiene una conformación propia, noble y característica: un estilo conciso, variado, armonioso, lleno de majestad y de dignidad que conviene de modo singular a la claridad y a la gravedad. Por estos motivos la Sede Apostólica se ha preocupado siempre de conservar con celo y amor la lengua latina, y la ha estimado digna de usarla ella misma, como espléndido ropaje de la doctrina celestial y de las santísimas leyes, en el ejercicio de su sagrado ministerio, así como de que la usaran sus ministros. Donde quiera que éstos se encuentren, pueden, con el conocimiento y el uso del latín, llegar a saber más rápidamente todo lo que procede de la Sede Romana, así como comunicarse más libremente con ella y entre sí (1).

.

¿Por qué el Latín es la Lengua de la Iglesia?

El Latín es la lengua de la Iglesia, en razón de que es una señal hermosa y manifiesta de la Unidad, así como un antídoto efectivo contra cualquier corrupción de la Verdad Doctrinal, signo manifiesto de la Universalidad, instrumento uniforme de mutua comunicación entre la Sede Apostólica y las Iglesias locales, entre el Sumo Pontífice y los santos pastores (2). Y al ser una lengua muerta (que no evoluciona), preserva providencialmente inalterable, el Sentido de las palabras, la Oración y las Verdades de Fe hasta el fin de los tiempos.
.
¿Por qué la Lengua Latina es un tesoro y refleja la continuidad de la Iglesia?
La lengua latina, a la que podemos verdaderamente llamar católica por estar consagrada por el constante uso que de ella ha hecho la Sede Apostólica, madre y maestra de todas las Iglesias, debe considerarse un tesoro ... ya que posee un valor incomparable, y es una puerta que pone en contacto directo con las verdades cristianas transmitidas por la tradición apostólica y los documentos de la enseñanza de la Iglesia (3); además de ser un vínculo eficacísimo que une en admirable e inalterable continuidad a la Iglesia de hoy con la de ayer y de mañana.




.

¿Cuáles son los tres dotes de la Lengua Latina que señalo el Papa Pío XI de feliz memoria?

En efecto, la Iglesia, al abrazar en su seno a todas las naciones y al estar destinada a durar hasta la consumación de los siglos, exige por su misma naturaleza una lengua accesible a todos y que sea: 1.- Universal, 2.- inmutable, 3.- Y no popular (4) .

¿A quién interesa más el conocimiento y uso del latín?

El pleno conocimiento y el fácil uso de esta lengua, tan íntimamente ligada a la vida de la Iglesia, interesan más a la Religión que a la cultura y a las letras. En razón de que la lengua latina, ya desde hace siglos se encuentra sustraída a las variaciones de significado que el uso cotidiano suele introducir en los vocablos, por ello debe considerarse fija e invariable, ya que los nuevos significados de algunas palabras latinas, exigidos por el desarrollo, por la explicación y defensa de las verdades cristianas, han sido desde hace tiempo determinados en forma estable. Y por ello interesa más a la Sacrosanta Religión Católica su conservación y su difusión, pues fue a la Iglesia a quién Nuestro Señor Jesucristo a confiado las verdades de Fe inmutables (5)
¿Para que usar el Latín en la Misa si nadie lo comprende?

Pareciera que el problema de la comprensión de la Liturgia por el Pueblo de Dios se redujera a una mera cuestión de idioma, cuando de lo que se trata es de entender lo que se hace en la celebración de cada misterio de la Fe. De nada sirve que se reconozcan las palabras si se ignora su sentido en el contexto de la acción sagrada (y mucho me temo que la ignorancia entre los fieles está hoy muy extendida). Por otra parte, la Liturgia no es un conjunto de proposiciones que se hayan de entender clara y distintamente (eso es racionalismo cartesiano); es más bien misterio, que apela a todas las dimensiones del ser humano y no sólo a su facultad intelectiva, por lo cual también la celebración silenciosa tiene su importancia. En fin, la Liturgia se da en el ámbito de lo sagrado, es decir, de un espacio y un tiempo en discontinuidad con el espacio y tiempo comunes. En esta perspectiva las lenguas muertas adquieren una especial significación de trascendencia y se han usado y se usan no sólo en los ritos católicos, sino en los de la mayor parte de las religiones. Lo mismo dígase del silencio que rodea la mayor parte –y la más importante– de las celebraciones. ¿O es que durante más de mil años la Iglesia habría impedido al Pueblo de Dios la mejor comprensión y vivencia de la Liturgia por su empecinamiento en conservar el latín? E incluyo al beato Juan XXIII, que en su constitución apostólica Veterum Sapientia de 1962 ordenó que los obispos y superiores generales de órdenes religiosas velaran para que “ninguno de sus súbditos, por desmedido afán de novedades, escriban contra el empleo de la lengua latina tanto en la enseñanza como en los ritos sagrados de la Liturgia”. También me refiero al Concilio Vaticano II, que estableció que se conservara “el uso de la lengua latina en los ritos latinos, salvo derecho particular” (6). ¿Qué decir entonces de todos los grandes santos y los millones y millones de fieles que en todo ese tiempo alimentaron su piedad con la Liturgia tradicional? ¿Acaso no comprendieron y vivieron las celebraciones litúrgicas en forma plena? (7).



¿Por qué el Latín es una lengua muerta y se considera patrimonio Universal?

El latín es una lengua muerta porque no evoluciona más, lo que significa que es una lengua particularmente apta para conservar inalterables los ritos y los dogmas de nuestra Iglesia. Por otro lado, no siendo más una lengua viviente, no pertenece a ningún pueblo en particular y en consecuen­cia puede ser considerado un patrimonio universal, común a todos los cre­yentes. Al contrario, supongamos que se opte por el inglés como lengua litúrgica internacional de la Iglesia católica: para comenzar nomás imagine­mos las rivalidades que nacerían entre los anglófonos y los demás fieles, que podrían sentirse heridos o marginados. Además, en tanto que lengua viviente utilizada permanentemente por centenas de millones de personas, el inglés, como cualquier otra lengua, está sometido cada día a distorsio­nes que lo tornan impropio para transmitir en el tiempo y en el espacio la doctrina eterna de Cristo.

¿Es verdad que el Concilio Vaticano II y los Papas posteriores la prohibieron?

La Constitución Sacrosanctum Concilium, n. 36, § 1 afirma que “se conservara el uso de la Lengua Latina”, de ahí que el Magisterio pontificio posterior al Concilio Vaticano II no ha dejado de recomendar que se estudie y utilice el latín, de manera que esta lengua "florezca aún más y sea cada vez más apreciada"(8). El Papa Pablo VI la definió como "ri­quísimo tesoro de piedad, y ropaje celestial", ; Juan Pablo II, en la Carta Dominicae cenae, sobre la celebración de la Eucaristía, ha recordado que la Iglesia romana "tiene particula­res obligaciones para conservar, fomentar el latín" (9). Benedicto XVI en su Exhortación Sacramentum Caritatis (62) a pedido que “para expresar mejor la unidad y universalidad de la Iglesia, quisiera recomendar lo que ha sugerido el Sínodo de los Obispos, en sintonía con las normas del Concilio Vaticano II (Const. Sacrosanctum Concilium 36, 54) exceptuadas las lecturas, la homilía y la oración de los fieles; sería bueno que dichas celebraciones fueran en latín; también se podrían rezar en latín las oraciones más conocidas de la tradición de la Iglesia y, eventualmente, utilizar cantos gregorianos. Más en general, pido que los futuros sacerdotes, desde el tiempo del seminario, se preparen para comprender y celebrar la santa Misa en latín, además de utilizar textos latinos y cantar en gregoriano; se procurará que los mismos fieles conozcan las oraciones más comunes en latín y que canten en gregoriano algunas partes de la liturgia".
--------------
NOTAS
(1) citando al Papa Juan XXIII en su Constitución Apostólica Veterum Sapientia
(2) Ibid.
(3) León XIII, Epist. Encycl. Depuis le jour, 8 Sept. 1899: Acta Leonis XIII 19 (1899) 166.
(4) Pío XI, Carta apostólica. Offιciorum omnium, 1 Aug. 1922: A.A.S. 14 (1922) 452.
(5) León XIII, Satis Cognitum, 20 y 22.
(6) Concilio Vaticano II, constitución Sacrosanctum Concilium 36 § 1.
(7) Rodolfo Vargas R. - Una Voce España
(8) Paulo VI. Discurso, 10-XI-1973.
(9) Juan Pablo II, Carta Dominicae cenae. 24-II-1980, n. 10
(10) Benedicto XVI, Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis 62

viernes, 13 de noviembre de 2009

Una Voce México en Roma.

Una Voce México en Roma

El Cardenal Antonio Cañizares actual Prefecto de la Congregación para el Culto Divino con la Delegaciones de Una Voce Hispania y Una Voce México.

Por Felipe Alanis

Presidente de Una Voce México.

.

.Hoy13 de noviembre 09 en Roma, miembros de las asociaciones Una VoceHispania y Una Voce México tuvimos la bendición de ser recibidos enaudiencia por su Eminencia Rvda. Cardenal Don Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Durante el encuentro que se prolongó pormás de una hora y media se comentaron diferentes temas en relación a la difusión del uso de Misal de Juan XXIII en España, México y Latinoamérica.
.
La delegación estuvo encabezada por el Sr. Leo Darroch, presidentede la Federación Internacional Una Voce y por el secretario de lamisma, el Sr. Rodolfo Vargas.
.
En cuanto a México, su Eminencia fue informado sobre la excelente recepción que ha tenido el Motu Propio entre los fieles del país, así como de la generosa acogida que los Cardenales Sandoval y Rivera(Guadalajara y Ciudad de México) han brindado a la FraternidadSacerdotal San Pedro.
Con paternal atención, el Cardenal Cañizares nos solicitó continuarla labor realizada y perseverar en la normalización del llamado “RitoGregoriano” para que pueda ser retomado y valorado en toda la Iglesia,aún cuando pudieran existir ocasionalmente reticencias, desinformacióno temores infundados.
.
También en relación a México se le hizo patente la inquietudgenerada por las medidas ampliamente adoptadas en el país para distribuir la Sagrada Comunión en las manos de los feligreses en las Misas celebradas con el nuevo misal.
.
Otros temas sobre la liturgia fueron comentados en la extensa y fructífera audiencia que nos fue concedida. En términos generales quedó patente el interés de la Congregación para el Culto Divino para que la“Forma Extraordinaria” sea frecuente en las diferentes diócesis y que tanto sacerdotes como fieles puedan nutrirse en el tesoro de este uso para profundizar en el centro de nuestra fe que es la Liturgia.
.
Como despedida recibí un “¡Viva México!” de su Eminencia, quien en todo momento se mostró muy contento e interesado.
.
Agradecemos profundamente a Su Eminencia el cariño y las atencionescon que fuimos recibidos. Rezaremos constantemente desde nuestrasfamilias para que Dios le continúe iluminando en su importante labor ycon el notorio amor al Santo Padre que le caracteriza.
.

martes, 10 de noviembre de 2009

Una Cuestión

La Cuestión de la Misa.
.

.
Por Rodolfo Vargas Rubio
.
Uno de los legados más importantes de la Civilización de Occidente es, sin duda alguna, la misa romana según el rito clásico codificado por el papa San Pío V en el siglo XVI, siguiendo las pautas del Concilio de Trento (XIX de los ecuménicos). Este rito, sin embargo, sufrió un eclipse casi total después del Concilio Vaticano II, época durante la cual se verificó una verdadera revolución en todos los ámbitos de la Iglesia Católica, particularmente en el litúrgico.
.
Para justificar los cambios, muchas veces llevados a cabo de manera arbitraria y dictatorial, se apelaba a un difuso y maleable “espíritu del Concilio”, que no era en realidad sino el pretexto para ir más allá – ultra vires – de lo que realmente había establecido la magna asamblea. De este modo, por ejemplo, a pesar de que la Constitución sobre Sagrada Liturgia había ratificado la vigencia del latín como lengua litúrgica del rito romano y la del canto gregoriano y la polifonía clásica como las formas musicales propias de la liturgia romana, y había declarado que era su voluntad conservar y promover por todos los medios todos los ritos legítimamente establecidos, en la práctica se introdujo un nuevo rito de la misa ( Novus Ordo de Pablo VI), que fue impuesto como obligatorio con exclusión del rito clásico (misa piano-tridentina), actuando los obispos como si éste hubiera sido prohibido, siendo así que no lo fue, como muy bien ha admitido recientemente el Cardenal Medina Estévez, prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y Mons. Ranjith, actual secretario del mismo dicasterio vaticano. En cuanto al latín y la música tradicional sacra, desaparecieron en casi todo el orbe católico.
.
La importancia que ha tenido la misa clásica romana para la Cultura es impresionante, como lo reconocieron en su día intelectuales de varias nacionalidades que subscribieron una petición a Pablo VI para que preservara el rito (entre ellos la nada sospechosa de integrismo católico Agatha Christie). No sólo se trata de un aporte que puede remontarse en sus raíces más antiguas hasta la época tardo-romana y que fue perfilado en su estructura en tiempos de Carlomagno, sino que se trata del rito que evangelizó Europa y toda América, amén de gran parte de África, Oriente y Oceanía. A través de él, la lengua de Roma se oyó en lugares en los que jamás se había hablado y se transmitió un modo universal de ver las cosas.
.
En el plano artístico, fue en torno a la misa como se construyeron las grandes catedrales y abadías, centros de educación y civilización, y ella sirvió de inspiración al Arte en todas sus facetas. Los pintores y los escultores adornaron con sus mejores obras los retablos de los altares donde se ofrecía el Santo Sacrificio: piénsese en las innumerables telas y tablas del Renacimiento y el Barroco, en el maravilloso Transparente de la Catedral de Toledo o en el impresionante altar de plata de la Catedral del Cusco en el Perú. Asimismo, los mejores compositores le dedicaron las más hermosas producciones de sus musas: baste citar la Misa en sí menor de Bach (por cierto, ilustre protestante), el Réquiem de Mozart y la Missa Sollemnis de Beethoven, por no citar a los autores que por oficio se dedicaban a la música eclesiástica, como Palestrina o Monteverdi).
.



- Monseñor Lefebvre tiene el merito de haber defendido públicamente la cuestión de la Misa y la importancia de la Tradición en la Iglesia.

.
Las irreverencias, los sacrilegios, las profanaciones y la iconoclastia que se desataron en los años setenta con el pretexto del "aggiornamento litúrgico" y que relegaron el rito clásico a una situación de práctica proscripción, suscitaron la reacción de muchos sacerdotes y fieles, escandalizados por el giro de 180 grados que experimentó la vida espiritual y litúrgica católica como consecuencia de tales abusos. A veces dicha reacción fue sufrida, paciente y resignada; otras, fue más enérgica e, incluso, llegó a un extremismo vituperable. La más célebre protesta la encabezó el antiguo arzobispo misionero Mons. Marcel Lefebvre, que fundó la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X y desafió abiertamente las prohibiciones que se le quisieron imponer desde Roma. Pablo VI se mostró inflexible frente al prelado, pero Juan Pablo II quiso dialogar, aunque desgraciadamente no se pudo evitar llegar a una situación material de cisma pese a todos los esfuerzos desplegados por el entonces cardenal y hoy Papa felizmente reinante.
.
De todos modos, piénsese lo que se piense sobre el affaire Lefebvre, no se puede negar que fue gracias al combativo arzobispo como se puso públicamente sobre el tapete la importantísima cuestión de la misa. El día esperado en el que el rito tradicional se declare oficialmente liberalizado se deberá en gran parte a su resistencia a toda prueba. También, a todas las organizaciones de seglares, como UNA VOCE INTERNACIONAL (con ROMA AETERNA como correspondiente en España), que desde muy temprano emprendieron la defensa de la misa de siempre.
.


El Cardenal Castrillon Hoyos fue presidente de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei.
.
Benedicto XVI ha mostrado desde antiguo su simpatía hacia el rito en el que, al fin y al cabo, como buena parte de obispos de la Iglesia Católica, fue ordenado para el sacerdocio. Siendo Cardenal Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe participó en importantes eventos organizados a favor del retorno del rito clásico y no desdeñó oficiar, incluso de gran pontifical, en las ceremonias de las sociedades clericales surgidas del motu propio Ecclesia Dei adflicta dado por Juan Pablo II para dar una salida digna a los muchos sacerdotes, religiosos y seglares vinculados a las formas tradicionales de la liturgia romana mediante la Pontificia Comisión Ecclesia Dei , que hoy preside el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos. Es este purpurado quien, el pasado día 16 de mayo, en el contexto de la V Conferencia General de los Episcopados de Latinoamérica y el Caribe (CELAM) en Aparecida (Brasil), ha tenido una intervención[1] sin precedentes, al hablar abiertamente y sin tapujos de Ecclesia Dei y de la misa tradicional ante los obispos reunidos de un continente que fue evangelizado con esa misa y no conoció otra en cuatro siglos: la misma que alimentó la fe y la espiritualidad de millones y millones de almas a lo largo de generaciones; que animó a los misioneros a afrontar innumerables peligros –y hasta el martirio– al adentrarse por las abruptas montañas y densas selvas americanas sin otro bagaje que su misal, su cáliz y su patena; que produjo frutos de santidad como Rosa de Lima, Martín de Porras, Juan Masías, Mariana de Jesús Paredes, el indio Juan Diego, Antonio Galvâo y muchas más, y que, incluso, inspiró un espléndido arte mestizo del cual son exponentes las escuelas Cuzqueña, Quiteña y Mejicana, entre otras. Es una señal más de que no está lejos el día en que Roma, honesta y valientemente, dé finalmente la luz verde a un rito que nunca debió considerarse prohibido y cuyo retorno promete un incremento de la Fe Católica, por encima de mezquindades, partidismos y malevolencias. Que así sea.
.

_____________________
[1] El discurso del Emmo. Cardenal Castrillón Hoyos ante la CELAM puede verse en www.celam.info en el apartado de intervenciones de los dicasterios de la Curia Romana.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Delegación de la Federación Internacional Una Voce con el Santo Padre

Delegación de la Federación Internacional Una Voce con el Santo Padre
.
.

El pasado miércoles una delegación de la Federación Internacional Una Voce tuvo la oportunidad de saludar personalmete al Papa y de entregarle un informe mundial sobre los dos años de la aplicación del motu proprio Summorum Pontificum (en la imagen, Leo Darroch, presidente d ela FIUV en el momento de la entrega del documento junto a D. Rodolfo Vargas, secretario). La delegación de Una Voce, formada por los señores Leo Darroch (presidente), Rodolfo Vargas (secretario), Jack Oostveen (vicepresidente primero) y Monika Rheinschmitt (tesorera), visitó durante su estancia en Roma -del 28 al 30 de octubre- las Congregaciones para el Culto Divino, y para el Clero, Secretaría de Estado, Pontificia Comisión Ecclesia Dei y Osservatore Romano; Además la delegación tuvo un encuentro con ell anterior presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Cardenal Castrillón Hoyos, que tanto bien ha hecho y continúa haciendo por la difusión de la Misa Tradicional.
.

viernes, 30 de octubre de 2009

La Liturgia

¿Que es La Liturgia?
.
Santa Misa en el Rito Romano

1. Qué es la Liturgia
.
Liturgia es palabra griega, que significa acto público o solemne. La liturgia ordena. todo lo referente al culto de Dios y de los Santos, para que se haga con el respeto debido. La virtud de la religión preceptúa dar culto a Dios, y la liturgia se cuida de que este culto se tribute con el respeto y solemnidad que a la majestad de Dios corresponde. Dos son los fines de la liturgia católica: la gloria de Dios y la salvación de las almas. Estos fines se entrelazan, pues a la vez que honramos y glorificamos a, Dios, hacemos méritos para salvarnos; y a la vez que procuramos hacer buenas obras para salvarnos, damos gloria a Dios. El acto principal de culto a gloria de Dios es la Santa Misa, y los medios principales para nuestra santificación son los Sacramentos y las prácticas de piedad.
.
2. Objeto de la Liturgia.
.
El objeto de la Liturgia, lo constituyen:
.
a) todas las manifestaciones del culto eclesiástico;
b) los elementos que la integran.
a) Las manifestaciones del culto eclesiástico son:
Litúrgicas si se practican en nombre de la Iglesia, por sus legítimos ministros y según las normas que ella ha ordenado, como la Santa Misa, el Santo Bautismo y demás sacramentos, bendiciones, etc.;
Extralitúrgicas si se practican privadamente, tanto por uno como por muchos fieles, cual novenas y otras devociones;
.
Y mixtas, cuando en la misma función se celebran actos litúrgicos y extralitúrgicos, como una Novena con Exposición del Santísimo.
.
b) Los elementos que integran la Liturgia son múltiples. Nos referiremos solamente a las ceremonias, ritos y rúbricas.
.
Ceremonias
.
Son las acciones externas, gestos o cosas con que se practican los actos litúrgicos. Entre las acciones se encuentran:
.
a) La signación o señal de la Cruz con que debe comenzar todo acto litúrgico, y que se hace sobre las personas y objetos en múltiples ocasiones.
.
b) Las reverencias, como manifestaciones de veneración y respeto, que se tributan a Dios, a las personas y objetos. Se dividen en inclinaciones de cuerpo (al rezar el Confiteor en la Misa)o de cabeza (al nombre de Jesús, al Gloria Patri, al celebrante en la Misa); Genuflexiones, sencilla (al pasar por delante del Sagrario) y doble (al Santísimo Sacramento), y postraciones (los ministros en el Viernes y Sábado Santos).
.
c) La posición de rodillas en señal de adoración, de pie, de oración, y sentado, de autoridad.
.
d) El levantar los brazos y las manos es una actitud suplicante para hacernos a Dios propicio.
.
e) El golpe de pecho es signo de arrepentimiento.
.
Ritos
.
. Son las leyes dictadas por la Iglesia para ordenar las ceremonias del culto. También se llama Rito al conjunto de leyes litúrgicas. Así se dice: Rito latino, Rito oriental. En general se sigue en la Iglesia católica el Rito romano o latino, pero por recuerdo de prácticas laudables antiguas, la Iglesia consiente, para los orientales, los ritos armenio, griego, sirio y copto. El rito Ambrosiano se practica en algunas parroquias de Milán, y el muzárabe en una capilla de la Catedral de Toledo.
.
Rúbricas
.
Rúbricas son las leyes y normas que indican cómo se deben hacer las ceremonias y ritos.
Origen de las ceremonias.
.
Algunas ceremonias son de origen divino, pues se deben a N. S. Jesucristo, como las palabras de la Consagración en la Santa Misa, y la materia y forma en los Sacramentos. Otras han sido establecidas por la Iglesia para mayor gloria de Dios y con el fin de expresar gráficamente su significado.
.
3. Culto: sus clases.
.
El culto consiste en manifestar con palabras y acciones la idea que tenemos de la dignidad de una persona. Siendo distinta la dignidad de las personas, distinto debe ser el culto que se les tribute. A Dios ofrecemos culto de latría, a los Santos de dulía y a la Santísima Virgen de hiperdulía. Culto de latría es culto supremo de adoración, y sólo puede darse a Dios, o sea, a la Santísima. Trinidad, a cada una de las tres divinas personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y a Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Culto de dulía es culto de veneración, y se tributa a los Santos que son amigos de Dios e intercesores a nuestro favor en el cielo. Culto de hiperdulía o de gran dulía, es el que se da a la Santísima Virgen María, por ser Madre de Dios y Madre nuestra. El culto puede ser absoluto y relativo. Culto absoluto es el que se tributa a las personas, y culto relativo es el que se tributa a. las imágenes y reliquias. Ejemplo: Damos culto relativo de latría a la Cruz, porque en ella murió Jesús para salvarnos. También puede ser el culto público y privado. Culto público es el culto oficial de la Iglesia, tributado por los Sacerdotes, como la Misa y el Oficio Divino; privado, el que tributan los fieles cristianos.
.
4. Fin de la Liturgia
.
El fin de la Liturgia es la gloria de Dios y la santificación de los hombres.
.
5. División de la Liturgia.
.
La Liturgia se divide en tres partes:

1º. Liturgia sacrifical, que comprende la Santa Misa, eje de la vida cristiana.
.
2º. Liturgia sacramental, que comprende los sacramentos por los que se nos comunica la vida sobrenatural.
.
3º. Liturgia parenética o de alabanza, que comprende la oración oficial de la Iglesia en las distintas festividades del año.
.
.
Santa Misa en Rito Armenio oriental en Roma.
.

6. Diversidad de formas en la Liturgia.
.
Jesucristo, Sacerdote eterno y Pontífice máximo, estableció en el mundo el verdadero culto. Mas la forma en que debían los cristianos tributar a Dios ese culto no la determinó. Dejó a su Iglesia la potestad de establecer la que creyera más oportuna y conveniente, según la diversidad de las circunstancias, tiempos y lugares. Así nacieron las diversas formas de la Liturgia, que, si se diferencian en su parte accesoria, convienen en la parte esencial y fundamental, como son los Sacramentos y especialmente la Eucaristía, que es el centro de toda la Religión católica. Ello indica que proceden de un mismo origen. Estas diversas formas de la Liturgia se reducen a dos grupos principales:
.
Liturgia de la Iglesia Oriental y Liturgia de la Iglesia Occidental.



Santa Misa en el Rito Bizantino oriental Católico.
.


Liturgia de la Iglesia Oriental.
.
A la Liturgia de la Iglesia Oriental pertenecen:
.
a) La Liturgia antioquena, la más antigua, contenida en las Constituciones Apostólicas y que, con los ritos Maronita y Sirio, es practicada por medio millón de católicos.
.
b) La Liturgia alejandrina, atribuida a San Marcos y practicada, en los ritos Copto en Egipto y Etiópico en Abisinia, por setenta y cinco mil católicos.
.
c) La Liturgia bizantina, atribuida a San Juan Crisóstomo. Es la más extendida y practicada en multitud de ritos, por rusos y rutenos, griegos, albaneses, yugoslavos, húngaros, estonios y georgianos, en un total de siete millones de católicos.
.
d) La liturgia armena, sacada en su mayor parte de la anterior y practicada en Armenia por cien mil católicos.
.
e) La Liturgia caldea, que en sus dos ritos, Caldeo y Malabárico, establecidos en sus propios países, es practicada por setecientos mil católicos.
..
Liturgia de la Iglesia Occidental.
.
La Liturgia de la Iglesia Occidental comprende:
.
a) La Liturgia romana, cuyos orígenes se remontan a la época de San Pedro, es la que predomina en todo el mundo católico, y fue declarada obligatoria para todo el Occidente por el Concilio de Trento. Dentro de ella, algunas Ordenes religiosas conservan su propio rito para la celebración de la Misa. Así los ritos cartusiano, cirterciense, benedictino, carmelita, dominicano, premonstratense, etcétera.
.
b) La Liturgia ambrosiana, atribuida a San Ambrosio y practicada todavía en Milán.
.
c) La Liturgia galicana, observada en Francia, pero hoy puede decirse que no existe.
.
d) La Liturgia mozárabe es la usada antiguamente en España, y que, revisada por San Leandro y perfeccionada por San Ildefonso y San Isidoro, subsistió hasta el siglo XI, en que fue sustituida por la romana. Por privilegio de la Santa Sede se observa actualmente en Toledo en las parroquias de Santas Justa y Rufina y en la de San Marcos; en una capilla de Salamanca y en una Iglesia de Valladolid.
.
7. Importancia de la liturgia.
.
La liturgia es importantísima, pues guía y acompaña al sacerdote en el momento que realiza el acto más trascendental que hombre alguno puede poner en la tierra, cuando es recibido en audiencia por el Dios Omnipotente, Creador de cielos y tierra. El sacerdote es el embajador de Dios ante los hombres, y el mediador de los hombres ante el trono de Dios, es el lazo de unión entre el cielo y la tierra; la liturgia le enseña a desempeñar bien sus augustas funciones, a ofrecer a Dios el sacrificio de adoración y de alabanza; a desagraviarle por los pecados de los hombres, para tenerlo propicio a fin de que despache favorablemente nuestras peticiones en esta vida y nos admita a la participación de su misma gloria y felicidad. El culto, tanto interno como externo, es obligatorio, por que el hombre debe a Dios el homenaje de todo su ser, de su cuerpo y de su alma. Además, por medio de las cosas materiales nos elevamos al conocimiento y amor de las cosas espirituales. Desde que hay hombres, hay culto a Dios en la tierra. Adán y Eva ya ofrecían sacrificios al Señor; y no hay nación en el mundo sin altar, sin sacrificios y sin sacerdotes. La importancia de la Liturgia, estriba, pues:
.
1º. En que ella nos propone el medio como debemos cumplir nuestros deberes religiosos para con Dios.
.
2º. En que nos mueve a la práctica de la verdadera piedad. Benedicto XV escribió: Extender entre los fieles el conocimiento exacto de la Liturgia...; atraerlos a una participación activa en los santos ministerios y en las fiestas eclesiásticas debe servir a maravilla para alimentar la piedad del pueblo, dar vigor a su fe y hacer vida mejor.
.
8. Beneficios del culto.
.
1º. El culto es una expresión de las verdades que creemos. Todo en el templo predica al cristiano. Las ceremonias que allí se verifican; las imágenes y cuadros que adornan sus muros, y hasta la misma disposición del templo con sus naves, altares y capillas, son un sermón continuo al espíritu del creyente.
.
2º. El culto público contribuye a la educación de los pueblos. Sin templos ni sacerdotes, sin distinción entre días festivos y laborables, el hombre se olvidaría de Dios y caería en espantosa corrupción de costumbres.
.
3º. En el templo no hay distinción entre ricos y pobres, entre sabios e ignorantes. Allí todos somos admitidos a la mesa del Padre celestial; por esto, el templo con sus funciones y las enseñanzas de la religión contribuye muchísimo a la paz social. Todos los cristianos debemos saber algo de liturgia. De otra suerte estaremos en el templo como las columnas, sin entender las augustas ceremonias que en la Iglesia se celebran. Además, es deseo de nuestra madre la Iglesia que todos los fieles tomemos parte en el culto, y, por tanto, necesitamos algunos conocimientos litúrgicos.


jueves, 29 de octubre de 2009

Curiosidades de la vida

En Torreón primero la Santosmania antes que la Santa Misa Tradicional


Esta es la arquitectura que se ha empleado para el templo de todos los santos, que es parte del complejo del "Territorio Santos Modelo" estadio del equipo Santos Laguna.
.

Se ha difundido por diversos medios nacionales y locales, que S.S. Benedicto XVI durante su Audiencia General de este miércoles en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, envió un saludo a todos los fieles de Torreón, en especial el templo de Todos los Santos, que comprende parte del nuevo estadio del Santos Laguna..

.

Estas son las palabras de Su Santidad: "Saludo a los fieles de lengua española, procedentes de España y Latinoamérica. En particular, a los miembros de la Cofradía de la Vera Cruz, de Caravaca; a los fieles de la Parroquia Los Santos, de Torreón Coahuila; al grupo del Colegio Salesiano de San Juan y a los peregrinos provenientes de Bolivia. "A todos os invito a acrecentar el deseo y la búsqueda de una íntima unión con Dios, que anime y sostenga vuestra fe y vuestra vida como creyentes. Muchas gracias". Esperemos que esta unión íntima con Dios, de la que nos habla el Santo Padre, no quede en el olvido por la de un equipo de futbol.

.

Según se dió a conocer que la "iglesia de todos los santos" ubicada en el complejo del nuevo estadio, ha sido construida para que se celebre Misa para los aficionados, en horas antes del silbatazo inicial de los partidos, que continuarán en su horario habitual de las 16:00 horas, y atender a los fieles católicos que habitan alrededor del estadio. Quizá lo que no sabe el Santo Padre, tan preocupado por recuperar el autentico valor de la Liturgia y su riqueza, es que el templo de todos los santos, es parte de la permitida"santosmania".

.


Mientras que para aplicar el Motu Proprio Summorum Pontificum que autoriza la celebración del rito tradicional, simplemente se dice que nadie lo necesita porque el pueblo de Dios no participa, además que es una misa para ciertos grupos y no para todos.

.

Para valorar la situación, en Torreón no provoca ninguna desconfianza ver a un cura o seglar vestido con la playera del Santos dentro de un templo católico, pero si alguién pide la Misa tradicional necesita ser investigado para poder ver si procede de un ambiente "cismático", y exigirle que pida perdón. Es así como se podrá valorar si su Excelencia concede o no la Misa en su forma extraordinaria.

..

Como último dato, la apertura del Templo de Todos los Santos es el primer evento alrededor de la inauguración del nuevo estadio " Santos Modelo ", el próximo 11 de noviembre.







Imagenes del nuevo templo de Todos los Santos, durante su construcción.












viernes, 23 de octubre de 2009

Santa Misa Tridentina en la Basilica de San Pedro

Santa Misa Tradicional en la Basilica de San Pedro en Roma
.




Con una misa según la Forma extraordinario del Rito Romano (el misal precedente al Concilio Vaticano II), concluyó este domingo en la Basílica de San Pedro un congreso sobre su vivencia en la Iglesia.
.
La santa misa fue celebrada en la Capilla de la Adoración Eucarística por el arzobispo Raymond Leo Burke, prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.
.
En el acto, participó además monseñor Guido Pozzo, recientemente nombrado por el Papa secretario de la Comisión Pontificia “Ecclesia Dei”, encargada del diálogo con los seguidores de la Fraternidad de San Pío X, fundada por el arzobispo Marcel Lefebvre.

.
La capilla no pudo acoger a todos los que quisieron participar en la misa, pues quedó totalmente llena por 70 sacerdotes y unas 400 personas.
.
Después de la misa, los participantes en el congreso se reunieron en la plaza de San Pedro para rezar la oración del Ángelus junto al Papa, quien les dirigió un saludo especial en las palabras que dirigió a los peregrinos en italiano.
.
Con el título “Un gran don para toda la Iglesia”, el congreso ha analizado la aplicación del motu proprio “Summorum Pontificum”, sobre el uso de la liturgia romana anterior a la reforma de 1970.
.
El encuentro, celebrado entre el 16 y el 18 de octubre en la el salón de actos de la “Casa Bonus Pastor”, de Roma, fue organizado por “Jóvenes y Tradición” y “Amistad Sacerdotal Summorum Pontificum”.
.
La jornada intermedia, el sábado, fue clausurada con el canto del “Te Deum” y la bendición eucarística, celebrada por monseñor Camille Perl, vicepresidente emérito de la Comisión “Ecclesia Dei”.
.
Al inaugurar el congreso, el organizador, el padre Vincenzo Nuara O.P., constató las dificultades que encuentran en ocasiones quienes quieren aplicar el motu proprio “Summorum Pontificum”.
“¿Pueden rechazar los hombres de Iglesia la misa en rito antiguo?”, se preguntó el padre Nuara.
.
“Si esto sucede, tiene lugar un gran problema para la Iglesia –respondió–. Pero, con frecuencia, donde obispos y párrocos se oponen, el resultado es que se lleva a jóvenes (laicos y sacerdotes) a amarla y practicarla. Hay, de todos modos, grandes signos de esperanza, en particular con el surgimiento de nuevas vocaciones para la misa en rito antiguo”, afirmó el sacerdote.
. .












Difundir este tesoro litúrgico

El propósito del Motu Proprio es también permitir la difusión de la forma extraordinaria, para el beneficio de aquellos que aún no la conocen
.
.

Presentamos la traducción de una breve pero interesante entrevista a Monseñor Guido Pozzo, Secretario de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei.
.

Monseñor, una interpretación restrictiva ampliamente difundida del Motu Proprio [Summorum Pontificum] sostiene que la provisión papal se dirige primariamente, si no exclusivamente, a aquellos grupos e institutos que ya estaban adheridos a la forma tradicional, y que, por contraste, no busca en ningún modo promover la forma extraordinaria. A esto ya ha respondido el Cardenal Castrillón Hoyos, diciendo en Londres, en junio del 2008, que al Papa le gustaría tener el “Rito Gregoriano” en todas las parroquias. ¿Cuál es su opinión?
.
El Motu Proprio está dirigido a todos los fieles católicos que desean la forma extraordinaria de la liturgia romana, no sólo a aquellos que, previo a su promulgación, estaban adherido a la antigua forma del rito romano. Por cierto que busca dar cabida a estos últimos y sanar viejas heridas, pero el propósito del documento es también permitir la difusión de la forma extraordinaria, para el beneficio de aquellos que aún no la conocen (por ser demasiado jóvenes como para haber tenido experiencia de ella), o de aquellos que redescubren con gozo la Misa de su juventud. Una cada vez mayor difusión de este tesoro litúrgico, patrimonio de la Iglesia, puede traer muchos beneficios, espirituales y vocacionales, también a través del mutuo enriquecimiento entre ambas formas del rito romano.
.
Monseñor Guido Pozzo durante la Santa Misa Pontifical con motivo del segundo aniversario del Motu Proprio Summorum Pontificum.
.
La Carta del Papa que acompaña al Motu Proprio se refiere a un período de tres años, luego del cual se recogerán informes de los obispos, para evaluar la situación. ¿Esto podría significar, como algunos sostienen, que la liberalización del antiguo Misal estipulada por el Motu Proprio ha de ser comprendida como ad experimentum, o que al menos al fin de esta evaluación puede haber restricciones acerca de la forma extraordinaria, tales como, por ejemplo, el retorno a un régimen similar al de los indultos de 1984 o 1988?
.
El período de tres años se refiere simplemente a un balance de los primeros tres años de aplicación. Si se descubre que existen dificultades serias, se encontrarán los remedios apropiados, siempre teniendo en mente el propósito esencial del Motu Proprio.
.
Se ha informado de obstáculos de muchas partes en la implementación del Motu Proprio . Nosotros también los hemos experimentado... ¿Qué es lo que debería hacer un grupo de laicos que se encuentran en tales situaciones de dificultad para obtener una Misa semanal en la forma extraordinaria? ¿Y de qué forma puede intervenir la Comisión Ecclesia Dei?
.
La respuesta está ya escrita en el Motu Proprio: pedirlo al párroco y, posiblemente, buscar un sacerdote que está listo. Si esto se demuestra imposible, es necesario acudir al obispo propio, a quién se le pide que busque una solución apropiada. Si incluso de esta forma no se obtiene la satisfacción del pedido, escribir a la Comisión Ecclesia Dei que, no obstante, trata con los obispos, quienes son naturalmente nuestro interlocutor: se les pide una evaluación de la situación, para ver cuáles son las dificultades reales y cómo encontrar un remedio.
.
.
Cambiando de tema, ¿ha visto los resultados de la encuesta comisionada por Paix Liturgique y por nosotros (Messainlatino.it)?
.
Sí, me alcanzaron un avance hace unos días. Estas cifras son verdaderamente notables y alentadoras, especialmente esa absoluta mayoría de los católicos practicantes que, al menos según la encuesta, consideran la existencia de las dos formas de la Misa en las parroquias como perfectamente normal. Entiendo que una copia de la encuesta ha llegado también al Santo Padre.
.
***
.

sábado, 17 de octubre de 2009

La Fraternidad Sacerdotal San Pedro en México

Apostolado de la Fraternidad Sacerdota San Pedro en México


domingo, 11 de octubre de 2009

Cardenal Castrillon Hoyos sobre la Misa

Introducción del Cardenal Darío Castrillon Hoyos en el DVD oficial que lanzara la Santa Sede para Sacerdotes.


El Cardenal Dario Castrillon Hoyos durante la Santa Misa tradicional.

Con alegría y esperanza quiero presentar este DVD que ofrece una visión sintética, y una ayuda pedagógica para entender, apreciar y celebrar, el Santo Sacrificio de la Misa en la forma extraordinaria del Rito Romano.
.
Esta forma se conoce también con el nombre de Misa de San Pío V, Rito Antiguo, Misa Tridentina y Rito Gregoriano.
.
Pablo VI en referencia a la Constitución Sacrosanctum Concilium en el acto de promulgarla dice: «El primer tema examinado y el primero, en cierto sentido, en la excelencia intrinseca y en la importancia para la vida de la Iglesia, es el de la Santa litúrgia. Nosotros vemos el obsequio en escala de valores: Dios en primer lugar, la oración nuestra primera obligación; la Liturgia primera fuente de la vida divina que se nos comunica, primera escuela de nuestra vida espiritual, primer regalo que podemos hacer al pueblo cristiano, creyente y orante con nosotros. (...) Si aportamos cualquier simplificación a la expresión de nuestro culto, y si buscamos hacerlo más comprensible para el pueblo cristiano fiel, no debemos empobrecerlo de su fuerza expresiva, y de su belleza artistica; mas bien queremos hacerlo más puro, más genuino, más cercano a la fuente de la verdad y gracia, más idóneo para formar parte del patrimonio espiritual del pueblo» (1).
.
El culto tiene la característica de ser al mismo tiempo humano y divino, visible pero dotado de una dimensión invisible, debido a la acción y a la contemplación, presente en el mundo y peregrino todavía; En tal forma que lo humano sea ordenado y subordinado a lo divino, lo visible a lo invisble, la acción a la contemplación.
.
El sacrosanto concilio, en fiel obediencia a la tradición «declara que la Santa Madre Iglesia atribuye igual derecho y honor a todos los ritos legítimamente reconocidos y quiere que en el futuro se conserven y fomenten por todos los medios» (2). Sería incomprensible excluir la forma extraordinaria del único rito romano (3).
.
Cada celebración litúrgica como obra de Cristo sacerdote y de su Cuerpo que es la Iglesia, es la acción sagrada por excelencia, y ninguna otra acción de la Iglesia tiene igual eficacia en titulo y grado (4).

Este programa de la Comisión Pontificia «Ecclesia Dei» responde al deseo expresado por el Concilio Vaticano II, de que todos los fieles vengan guiados de la Madre Iglesia, a la plena, consiente y activa participación de la celebración litúrgica (5), requerida por la naturaleza misma de la liturgia, y que los pastores de almas deben velar con celo y paciencia la formación litúrgica de la participación activa de los fieles, interior y exterior, según su edad, condición, estado de vida y grado de cultura religiosa(6), completando así uno de los principales deberes del fiel dispensador de los misterios de Dios.
.
Con «Sacrosanctum Concilium» y con el Motu Proprio Summorum Pontificum, tenemos presente que el regular la santa liturgia, compete únicamente a la autoridad de la Iglesia, esta autoridad reside en la Sede Apostólica y en la norma de derecho al Obispo.
.
La nueva comprensión de la Liturgia Gregoriana, inspirada también en el pensamiento del Santo Padre Benedicto XVI, es un elemento válido para armonizar las innovaciones permitidas por la autoridad competente, para un desarrollo orgánico con las formas nobles prexistentes, sin rupturas, en una dinamica de perfecta continuidad (7).
.
El lenguaje humano no puede expresar en forma exhaustiva el misterio de nuestra redención. En la liturgia, Dios habla a su pueblo, y Cristo anuncia el evangelio (8). Es por esto que la Iglesia no quiere imponer una uniformidad rigida.
.
La forma extraordinaria del Rito Romano, ha sido durante siglos el alimento espiritual del Occidente Cristiano. Este ha inspirado la música gregoriana y polifónica, la noble arquitectura de templos, ha hecho rezar la piedra mármol, el color y el espacio (9), el silencio sacro y el ambiente contemplativo (10), invita simultáneamente a la oración y a la pureza.
.
Cuantas veces el alma y el corazón han seguido el humo del incienso que se eleva hacia Dios, ayudado de las columnas y de los arcos góticos, o del espíritu que reposa en la severidad de una Iglesia romanica, que es la acompañante de los fieles en la oración.
.
El Papa Benedicto XVI con decisión y coraje ha querido mantener vivo este patrimonio de cultura y de Fe coo estimulo a la Santidad, también para futuras generaciones. La Iglesia estará eternamente agradecida.
.
A la causa de competencia y antagonismo entre los ritos, o de división de fieles, la Iglesia responde con una prudencia milenaria, teniendo en su jardin un lugar para todas las flores, y así ninguno será excluido de escoger libremente aquella expresión de fe que mejor alimenta la fe de cada uno.
.
Ofrecemos una pedagogía de la Celebración de la Santa Misa, que antes de aprender reglas y rubricas, el sacerdote debe aprender el espíritu y el sentido profundo de la ceremonia. De otra forma la celebración se convierte en algo mecánico y frio, sin vida que necesita la unión y la elevación del Cuerpo Mistico.
.
La Liturgia Gregoriana debe ayudar a los sacerdotes a la identificación con Cristo y al pueblo santo a descubrir en el celebrante la presencia del Señor.
.
.
Cardenal Darío Castrillon Hoyos.
.
.
Notas:
.
(1) Discurso de clausura del segundo periodo del Concilio, 4 de Diciembre 1963.
(2) Constitución Sacrosanctum Concilium 4
(3) Motu Proprio Summorum Pontificum: Estas dos expresiones de la "Lex orandi" de la Iglesia no llevarán de forma alguna a una división de la "Lex credendi" ("Ley de la fe") de la Iglesia; son, de hecho, dos usos del único rito romano.
(4) Constitución Sacrosanctum Concilium 7
(5) Ibid , 14
(6) Ibid , 19
(7) Benedicto XVI, Carta a los Obispos con motivo del Motu Proprio Summorum Pontificum: "En la historia de la Liturgia hay crecimiento y progreso pero ninguna ruptura. Lo que para las generaciones anteriores era sagrado, también para nosotros permanece sagrado y grande y no puede ser improvisamente totalmente prohibido o incluso perjudicial. Nos hace bien a todos conservar las riquezas que han crecido en la fe y en la oración de la Iglesia y de darles el justo puesto".
(8) Constitución Sacrosanctum Concilium 33
(9) Ibid 122
(10) Juan Pablo II Carta Apostólica Mane Nobiscum Domine 18

martes, 6 de octubre de 2009

R.P. John Berg en México

El Superior General de la Fraternidad San Pedro visita México
.
.
Una excelente noticia tomada del blog de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro en México:

+
JMJt
.El
Tendremos la dicha de recibir al Superior General de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro, el Reverendísimo Don John Berg FSSP a nuestro apostolado en Guadalajara, Mexico. Estará presente entre el 8 de octubre hasta el 14 de octubre. Por medio de esta carta quisiéramos invitar a todos a nuestro apostolado para una conferencia general sobre la FSSP, el viernes, 9 de octubre, después de la misa de 19:00, aquí en la capilla de San Pedro Apóstol, y a una conferencia más particular para los que ya conocen a nuestra Fraternidad, y para los miembros de Una Voce México, que se llevará a cabo el 10 de octubre a las 20:00.
.
Contamos con su asistencia, favor de confirmarla con el P. Romo por correo electronico, o por teléfono.
.
Tel 33-3647-8241

Ya es parte de la FIUV

¡Gloria in Excelsis Deo!


.
Los católicos que nos sumamos a la causa de la Tradición en la comarca lagunera, hemos recibido con jubilo la noticia de que la Asociación Una Voce México, de la cual somos parte, ya forma parte de la FEDERACIÓN INTERNACIONAL UNA VOCE.
Todo sea para la mayor Gloria de Dios.
.
0
¡Deo Gratias!
.
.
."Más aún; nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza, y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado». ( Romanos 5, 3-5)



miércoles, 30 de septiembre de 2009

Comisión Pontifica Ecclesia Dei responde

Comisión Pontificia Ecclesia Dei
responde a preguntas
sobre la aplicación del Motu Proprio
Summorum Pontificum en las Diócesis.





Copia del documento oficial

Información tomada del blog Secretum meum mihi .
.
.
El presente documento de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, precisa cual DEBE ser la postura de las Diócesis, para aplicar el Motu Proprio Summorum Pontificum que libera la Misa Tradicional conocida ahora como "forma extraordinaria del Rito romano".
.
g
1. ¿Después de haber entrado en vigor el Motu Proprio Summorum Pontificum, es necesario el permiso del Obispo Diocesano para que algún sacerdote pueda celebrar la Misa Gregoriana?
.
R.- El documento pontificio no prevé un permiso especial para que algún sacerdote celebre la santa Misa en la forma extraordinaria (art. 2).
.
En efecto, para las misas llamadas sine populo (por razón de su solemnidad externa y no de la asistencia o no de fieles), antiguamente dichas “privadas” o “rezadas” (lectae), el celebrante, sea sacerdote secular o regular de rito latino, puede elegir libremente misal: el del beato Juan XXIII (usus antiquior) o el de Pablo VI (usus novior).
.
Así pues, esta respuesta de la Comisión Pontifica Ecclesia Dei confirma que los obispos no tienen poder para impedir que algún sacerdote pueda libremente celebrar su misa rezada siguiendo el rito romano clásico. Cualquier medida en contrario sería un clarísimo abuso de poder.
.
2. ¿Los fieles deben dominar la lengua latina para poder asistir a la Misa Gregoriana o bastaría apenas un folleto del misal en formato bilingüe (Latín-Portugués) para que puedan asistir a ella?
..
R. A los fieles no se les obliga a tener vastos conocimientos de lengua latina, bastando un misal bilingüe o cualquier folleto.
.
Perfectamente acorde con el espíritu de la encíclica Mediator Dei (1947) de Pío XII, en la cual se proponen varios modos de participación en el santo sacrificio, sea, principalmente, siguiendo las ceremonias en un misal manual (para rezar con las mismas plegarias de la Iglesia), sea “de otras maneras, que a algunos les resultan fáciles, como por ejemplo, meditando piadosamente los misterios de Jesucristo o realizando ejercicios de piedad y rezando otras oraciones, que, aunque diferentes en la forma de los sagrados ritos, corresponden a ellos por su naturaleza” (n. 133).
.
Pretender que se ha de ser latinista para asistir a la misa en rito romano clásico es cartesianismo puro, de acuerdo con el cual la sagrada liturgia sólo sería fructuosa si comprendida clara y distintamente, lo cual choca frontalmente con la tradición y práctica plurisecular no sólo de la Iglesia de ámbito latino, sino de las Iglesias orientales, en las cuales la lengua litúrgica es una lengua ininteligible para el pueblo y la acción sagrada se hurta en gran parte a sus ojos y oídos. Para asistir a la misa provechosamente basta saber que en ella se realiza el mismo sacrificio del Calvario y tener una disposición devota, uniéndose espiritualmente a cuanto realiza el sacerdote en el altar.
.
Por otra parte, el argumento del conocimiento imprescindible del latín valdría igual para el rito de Pablo VI cuando se celebra en esa lengua, lo cual despoblaría las misas papales, por ejemplo.
.
3. ¿Un grupo pequeño de fieles (por ejemplo: 8 personas), aunque sea estable, es insuficiente para que sea celebrada la Misa en la Forma Extraordinaria?
.
R. El número de fieles del grupo estable depende mucho de las circunstancias locales, las cuales mostrarán si un sacerdote pueda o quiera, a pesar de sus encargos pastorales, ocuparse de un grupo relativamente pequeño.
.
Esta respuesta acaba con la abusiva fijación de un número determinado –y relativamente elevado– de fieles para constituir un “grupo estable” (qui continenter exsistit). Es claro que el Papa en el motu proprio Summorum Pontificum ha querido asegurar que la celebración de la misa en rito romano extraordinario no dependa del capricho de personas simplemente diletantes o curiosas, sino de un compromiso serio de gente que ama la liturgia. En este sentido, un grupo estable es una buena garantía, aunque esté conformado por cuatro, ocho, doce o cien personas.
.
Muy bien se coloca en este documento la consideración de la estabilidad del grupo en las circunstancias locales, que naturalmente variarán según los casos. No se puede, por ejemplo, pretender que en España –donde no ha habido una gran corriente litúrgica tradicional– haya grupos tan numerosos y nutridos como los hay en el Reino Unido, en Francia o en Alemania, países con una fuerte tradición de reivindicación de la llamada “misa tridentina
”.
..}.
..
S.E. Monseñor Guido Pozzo actual Secretario de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei.
.
.

4. ¿El obispo Diocesano debe cooperar para que el pedido de la Misa Gregoriana hecho por un grupo estable de fieles se realice?
.
R. El obispo diocesano debe estar de acuerdo con las directivas del documento pontificio (art 5 par 1; and CIC c. 392); otra cosa es verificar la efectiva factibilidad, de acuerdo con lo que prevé el Motu Proprio.
.
El motu proprio reconoce al obispo el papel de “guía” del párroco a la hora de armonizar el bien de los fieles que quieren y piden la celebración regular y pública de la misa romana clásica y la atención pastoral ordinaria de la parroquia. Esta guía está ordenada a que, como dice el Derecho, se cumplan las leyes eclesiásticas y no se introduzcan abusos en la disciplina eclesiástica, especialmente en lo tocante a la celebración de los sacramentos y sacramentales y el culto a Dios y a los Santos. El obispo, pues, no puede constituirse en guía para impedir que se cumpla Summorum Pontificum (que es una ley eclesiástica) o para imponer abusivamente cortapisas a los legítimos derechos de los fieles.
.
En cuanto a “la efectiva factibilidad” hay que entender que habrá casos en los que la aplicación del motu proprio de 2007 no sea viable de inmediato o de momento por falta de sacerdotes idóneos, es decir, bien dispuestos y con conocimientos suficientes como para celebrar según el usus antiquior del rito romano. Aquí, sin embargo, juega mucho el factor de buena voluntad, sea de parte del obispo, que del párroco y del grupo peticionario. No debería, en todo caso, el prelado cerrarse en banda, como ha sucedido en varios casos, con el pretexto de que no hay clero disponible. Si no lo hay, debería prepararlo, pues la liturgia romana, en propias palabras de Benedicto XVI, es un tesoro para toda la Iglesia que no debe perderse.
.
5. ¿Los fieles que no forman parte del grupo estable podrán asistir a la Misa Gregoriana?
.
R. Los fieles que no forman parte del “grupo estable” pueden, evidentemente, participar de la santa Misa en la forma extraordinaria.
.
Si un fiel que lo pida espontáneamente puede sumarse a la celebración sine populo de cualquier sacerdote que siga el misal del beato Juan XXIII, a fortiori puede sumarse a una celebración pública y regular, aunque la haya pedido un grupo especial. La liturgia es un bien común de la Iglesia..
..
6. ¿Podran realizarse matrimonios en la Forma Extraordinaria del Rito Romano?.
.
R. Los matrimonios según la forma extraordinaria son posibles, de acuerdo con el párroco (art. 9, par. 1).
.
Y no sólo el sacramento del matrimonio. El párroco puede celebrar también los del Bautismo, Penitencia y Extremaunción conforme al Rituale Romanum anterior a la reforma postconciliar. El obispo, por su parte, puede administrar el de la Confirmación. En ambos casos se ha de regirse por el criterio del bien de las almas.
.
7. ¿Con la publicación del Motu Proprio Summorum Pontificum, el Papa Benedicto XVI desea que la Misa Gregoriana sea ampliamente ofrecida en las Diócesis?
.
R. En cuanto a la aplicación amplia del documento pontificio en una diócesis, basta seguir las indicaciones del mismo documento.
.
El motu proprio Summorum Pontificum contiene en sí mismo todas las disposiciones que, si se siguiesen religiosamente, permitirían una amplia difusión de la misa llamada gregoriana. Ya el cardenal Castrillón Hoyos dijo en junio de 2008 que el Santo Padre quería ofrecer este tesoro a toda la Iglesia y no sólo a los grupos directamente interesados y que esperaba que estuviera disponible en la mayor medida posible.
.
El problema es cuando en las propias curias diocesanas se hace lo que se puede para poner cortapisas a la normativa querida y promulgada por el Papa. Si fuera por muchos párrocos y rectores de iglesias la misa romana clásica formaría ya parte de la vida normal de sus fieles, pero el temor de desagradar al Ordinario (con las previsibles consecuencias negativas que ello acarrearía) los frena a la hora de acoger benévolamente las peticiones correspondientes.
.
8. ¿El Santo Padre desea que la enseñanza del Latín vuelva a hacer parte del currículo de los seminarios para que los futuros sacerdotes puedan celebrar Misas en la lengua latina?
.
R. En cuanto a la enseñanza del latín en los seminarios, hay una regla siempre válida del actual Código de Derecho Canónico: Can. 249.- Institutionis sacerdotalis Ratione provideatur ut alumni non tantum accurate linguam patriam edoceantur, sed etiam linguam latinam bene calleant necnon congruam habeant cognitionem alienarum linguarum, quarum scientia ad eorum formationem aut ad ministerium pastorale exercendum necessaria vel utilis videatur (Ha de proveerse en el Plan de formación sacerdotal a que los alumnos, no sólo sean instruidos cuidadosamente en su lengua propia, sino a que dominen la lengua latina, y adquieran también aquel conocimiento conveniente de otros idiomas que resulte necesario o útil para su formación o para el ministerio pastoral).
.
Este canon recoge las orientaciones certeras de los sucesivos Romanos Pontífices, especialmente del beato Juan XXIII en su Constitución apostólica Veterum Sapientia, así como del Concilio Vaticano II, que dice: “Antes de que los seminaristas emprendan los estudios propiamente eclesiásticos, deben poseer una formación humanística y científica semejante a la que necesitan los jóvenes de su nación para iniciar los estudios superiores, y deben, además adquirir tal conocimiento de la lengua latina que puedan entender y usar las fuentes de muchas ciencias y los documentos de la Iglesia. Téngase como obligatorio en cada rito el estudio de la lengua litúrgica y foméntese, cuanto más mejor, el conocimiento oportuno de las lenguas de la Sagrada Escritura y de la Tradición” (Optatam totius, 13).
.
Es claro que en este campo, la hermenéutica de la ruptura ha hecho verdaderos estragos, pues no puede haber mayor discrepancia entre lo que dice el Concilio sobre el aprendizaje y el conocimiento del latín y la casi general ignorancia no sólo de sacerdotes, sino –lo que es peor– de obispos y hasta de cardenales (como se evidenció en el Sínodo de los Obispos de 1999), de esta lengua clásica, que es, además, la propia del rito romano y de los demás ritos latinos. Benedicto XVI desea, efectivamente, la recuperación del latín, a la cual ha exhortado al recibir a los participantes del Certamen Vaticanum organizado por la Fundación de la Santa Sede llamada precisamente Latinitas.
.
9. ¿Los Obispos Diocesanos deben seguir las orientaciones de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei sobre la aplicación del Motu Proprio Summorum Pontificum aunque el Nuncio Apostólico en el Brasil pueda, hipotéticamente, emitir opinión contraria?
.
Dejada sin contestar, esta pregunta plantea la interesante cuestión de la colisión entre el criterio de los obispos diocesanos y de la Pontifica Comisión Ecclesia Dei. Sin embargo, las palabras con las que termina la carta de Monseñor Guido Pozzo, apuntan al “amor, respeto y obediencia” que se deben al Papa, suprema autoridad en la Iglesia. En este sentido recuerda que en todos las cuestiones que puedan surgir hay que atenerse al motu proprio Summorum Pontificum. Ahora bien, éste da a la Comisión Pontifica Ecclesia Dei que ejerce la autoridad de la Santa Sede (es decir, del Papa en última instancia) en este campo, la facultad de decidir sobre los casos que se le remitan por no haberlos podido resolver el párroco en primera instancia ni el obispo en segunda. En otras palabras, las orientaciones de la Comisión Pontifica Ecclesia Dei deberían ser recibidas y seguidas por los señores obispos diocesanos. El motu proprio no menciona ni a las conferencias episcopales ni a los nuncios apostólicos. La cuestión de la misa clásica no se considera a nivel de países o regiones sino de parroquias y diócesis.
.
Comprobamos, pues, con agrado que la Pontificia Comisión Ecclesia Dei sigue defendiendo el rito romano clásico como una de sus competencias.
.
.
.