viernes, 30 de octubre de 2009

La Liturgia

¿Que es La Liturgia?
.
Santa Misa en el Rito Romano

1. Qué es la Liturgia
.
Liturgia es palabra griega, que significa acto público o solemne. La liturgia ordena. todo lo referente al culto de Dios y de los Santos, para que se haga con el respeto debido. La virtud de la religión preceptúa dar culto a Dios, y la liturgia se cuida de que este culto se tribute con el respeto y solemnidad que a la majestad de Dios corresponde. Dos son los fines de la liturgia católica: la gloria de Dios y la salvación de las almas. Estos fines se entrelazan, pues a la vez que honramos y glorificamos a, Dios, hacemos méritos para salvarnos; y a la vez que procuramos hacer buenas obras para salvarnos, damos gloria a Dios. El acto principal de culto a gloria de Dios es la Santa Misa, y los medios principales para nuestra santificación son los Sacramentos y las prácticas de piedad.
.
2. Objeto de la Liturgia.
.
El objeto de la Liturgia, lo constituyen:
.
a) todas las manifestaciones del culto eclesiástico;
b) los elementos que la integran.
a) Las manifestaciones del culto eclesiástico son:
Litúrgicas si se practican en nombre de la Iglesia, por sus legítimos ministros y según las normas que ella ha ordenado, como la Santa Misa, el Santo Bautismo y demás sacramentos, bendiciones, etc.;
Extralitúrgicas si se practican privadamente, tanto por uno como por muchos fieles, cual novenas y otras devociones;
.
Y mixtas, cuando en la misma función se celebran actos litúrgicos y extralitúrgicos, como una Novena con Exposición del Santísimo.
.
b) Los elementos que integran la Liturgia son múltiples. Nos referiremos solamente a las ceremonias, ritos y rúbricas.
.
Ceremonias
.
Son las acciones externas, gestos o cosas con que se practican los actos litúrgicos. Entre las acciones se encuentran:
.
a) La signación o señal de la Cruz con que debe comenzar todo acto litúrgico, y que se hace sobre las personas y objetos en múltiples ocasiones.
.
b) Las reverencias, como manifestaciones de veneración y respeto, que se tributan a Dios, a las personas y objetos. Se dividen en inclinaciones de cuerpo (al rezar el Confiteor en la Misa)o de cabeza (al nombre de Jesús, al Gloria Patri, al celebrante en la Misa); Genuflexiones, sencilla (al pasar por delante del Sagrario) y doble (al Santísimo Sacramento), y postraciones (los ministros en el Viernes y Sábado Santos).
.
c) La posición de rodillas en señal de adoración, de pie, de oración, y sentado, de autoridad.
.
d) El levantar los brazos y las manos es una actitud suplicante para hacernos a Dios propicio.
.
e) El golpe de pecho es signo de arrepentimiento.
.
Ritos
.
. Son las leyes dictadas por la Iglesia para ordenar las ceremonias del culto. También se llama Rito al conjunto de leyes litúrgicas. Así se dice: Rito latino, Rito oriental. En general se sigue en la Iglesia católica el Rito romano o latino, pero por recuerdo de prácticas laudables antiguas, la Iglesia consiente, para los orientales, los ritos armenio, griego, sirio y copto. El rito Ambrosiano se practica en algunas parroquias de Milán, y el muzárabe en una capilla de la Catedral de Toledo.
.
Rúbricas
.
Rúbricas son las leyes y normas que indican cómo se deben hacer las ceremonias y ritos.
Origen de las ceremonias.
.
Algunas ceremonias son de origen divino, pues se deben a N. S. Jesucristo, como las palabras de la Consagración en la Santa Misa, y la materia y forma en los Sacramentos. Otras han sido establecidas por la Iglesia para mayor gloria de Dios y con el fin de expresar gráficamente su significado.
.
3. Culto: sus clases.
.
El culto consiste en manifestar con palabras y acciones la idea que tenemos de la dignidad de una persona. Siendo distinta la dignidad de las personas, distinto debe ser el culto que se les tribute. A Dios ofrecemos culto de latría, a los Santos de dulía y a la Santísima Virgen de hiperdulía. Culto de latría es culto supremo de adoración, y sólo puede darse a Dios, o sea, a la Santísima. Trinidad, a cada una de las tres divinas personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y a Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Culto de dulía es culto de veneración, y se tributa a los Santos que son amigos de Dios e intercesores a nuestro favor en el cielo. Culto de hiperdulía o de gran dulía, es el que se da a la Santísima Virgen María, por ser Madre de Dios y Madre nuestra. El culto puede ser absoluto y relativo. Culto absoluto es el que se tributa a las personas, y culto relativo es el que se tributa a. las imágenes y reliquias. Ejemplo: Damos culto relativo de latría a la Cruz, porque en ella murió Jesús para salvarnos. También puede ser el culto público y privado. Culto público es el culto oficial de la Iglesia, tributado por los Sacerdotes, como la Misa y el Oficio Divino; privado, el que tributan los fieles cristianos.
.
4. Fin de la Liturgia
.
El fin de la Liturgia es la gloria de Dios y la santificación de los hombres.
.
5. División de la Liturgia.
.
La Liturgia se divide en tres partes:

1º. Liturgia sacrifical, que comprende la Santa Misa, eje de la vida cristiana.
.
2º. Liturgia sacramental, que comprende los sacramentos por los que se nos comunica la vida sobrenatural.
.
3º. Liturgia parenética o de alabanza, que comprende la oración oficial de la Iglesia en las distintas festividades del año.
.
.
Santa Misa en Rito Armenio oriental en Roma.
.

6. Diversidad de formas en la Liturgia.
.
Jesucristo, Sacerdote eterno y Pontífice máximo, estableció en el mundo el verdadero culto. Mas la forma en que debían los cristianos tributar a Dios ese culto no la determinó. Dejó a su Iglesia la potestad de establecer la que creyera más oportuna y conveniente, según la diversidad de las circunstancias, tiempos y lugares. Así nacieron las diversas formas de la Liturgia, que, si se diferencian en su parte accesoria, convienen en la parte esencial y fundamental, como son los Sacramentos y especialmente la Eucaristía, que es el centro de toda la Religión católica. Ello indica que proceden de un mismo origen. Estas diversas formas de la Liturgia se reducen a dos grupos principales:
.
Liturgia de la Iglesia Oriental y Liturgia de la Iglesia Occidental.



Santa Misa en el Rito Bizantino oriental Católico.
.


Liturgia de la Iglesia Oriental.
.
A la Liturgia de la Iglesia Oriental pertenecen:
.
a) La Liturgia antioquena, la más antigua, contenida en las Constituciones Apostólicas y que, con los ritos Maronita y Sirio, es practicada por medio millón de católicos.
.
b) La Liturgia alejandrina, atribuida a San Marcos y practicada, en los ritos Copto en Egipto y Etiópico en Abisinia, por setenta y cinco mil católicos.
.
c) La Liturgia bizantina, atribuida a San Juan Crisóstomo. Es la más extendida y practicada en multitud de ritos, por rusos y rutenos, griegos, albaneses, yugoslavos, húngaros, estonios y georgianos, en un total de siete millones de católicos.
.
d) La liturgia armena, sacada en su mayor parte de la anterior y practicada en Armenia por cien mil católicos.
.
e) La Liturgia caldea, que en sus dos ritos, Caldeo y Malabárico, establecidos en sus propios países, es practicada por setecientos mil católicos.
..
Liturgia de la Iglesia Occidental.
.
La Liturgia de la Iglesia Occidental comprende:
.
a) La Liturgia romana, cuyos orígenes se remontan a la época de San Pedro, es la que predomina en todo el mundo católico, y fue declarada obligatoria para todo el Occidente por el Concilio de Trento. Dentro de ella, algunas Ordenes religiosas conservan su propio rito para la celebración de la Misa. Así los ritos cartusiano, cirterciense, benedictino, carmelita, dominicano, premonstratense, etcétera.
.
b) La Liturgia ambrosiana, atribuida a San Ambrosio y practicada todavía en Milán.
.
c) La Liturgia galicana, observada en Francia, pero hoy puede decirse que no existe.
.
d) La Liturgia mozárabe es la usada antiguamente en España, y que, revisada por San Leandro y perfeccionada por San Ildefonso y San Isidoro, subsistió hasta el siglo XI, en que fue sustituida por la romana. Por privilegio de la Santa Sede se observa actualmente en Toledo en las parroquias de Santas Justa y Rufina y en la de San Marcos; en una capilla de Salamanca y en una Iglesia de Valladolid.
.
7. Importancia de la liturgia.
.
La liturgia es importantísima, pues guía y acompaña al sacerdote en el momento que realiza el acto más trascendental que hombre alguno puede poner en la tierra, cuando es recibido en audiencia por el Dios Omnipotente, Creador de cielos y tierra. El sacerdote es el embajador de Dios ante los hombres, y el mediador de los hombres ante el trono de Dios, es el lazo de unión entre el cielo y la tierra; la liturgia le enseña a desempeñar bien sus augustas funciones, a ofrecer a Dios el sacrificio de adoración y de alabanza; a desagraviarle por los pecados de los hombres, para tenerlo propicio a fin de que despache favorablemente nuestras peticiones en esta vida y nos admita a la participación de su misma gloria y felicidad. El culto, tanto interno como externo, es obligatorio, por que el hombre debe a Dios el homenaje de todo su ser, de su cuerpo y de su alma. Además, por medio de las cosas materiales nos elevamos al conocimiento y amor de las cosas espirituales. Desde que hay hombres, hay culto a Dios en la tierra. Adán y Eva ya ofrecían sacrificios al Señor; y no hay nación en el mundo sin altar, sin sacrificios y sin sacerdotes. La importancia de la Liturgia, estriba, pues:
.
1º. En que ella nos propone el medio como debemos cumplir nuestros deberes religiosos para con Dios.
.
2º. En que nos mueve a la práctica de la verdadera piedad. Benedicto XV escribió: Extender entre los fieles el conocimiento exacto de la Liturgia...; atraerlos a una participación activa en los santos ministerios y en las fiestas eclesiásticas debe servir a maravilla para alimentar la piedad del pueblo, dar vigor a su fe y hacer vida mejor.
.
8. Beneficios del culto.
.
1º. El culto es una expresión de las verdades que creemos. Todo en el templo predica al cristiano. Las ceremonias que allí se verifican; las imágenes y cuadros que adornan sus muros, y hasta la misma disposición del templo con sus naves, altares y capillas, son un sermón continuo al espíritu del creyente.
.
2º. El culto público contribuye a la educación de los pueblos. Sin templos ni sacerdotes, sin distinción entre días festivos y laborables, el hombre se olvidaría de Dios y caería en espantosa corrupción de costumbres.
.
3º. En el templo no hay distinción entre ricos y pobres, entre sabios e ignorantes. Allí todos somos admitidos a la mesa del Padre celestial; por esto, el templo con sus funciones y las enseñanzas de la religión contribuye muchísimo a la paz social. Todos los cristianos debemos saber algo de liturgia. De otra suerte estaremos en el templo como las columnas, sin entender las augustas ceremonias que en la Iglesia se celebran. Además, es deseo de nuestra madre la Iglesia que todos los fieles tomemos parte en el culto, y, por tanto, necesitamos algunos conocimientos litúrgicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario